Messi, Sandro, Mafalda y Gustavo esperaron mucho tiempo para estar, finalmente, donde debían estar.  Se trata de una familia de tigres de bengala formada por un macho y una hembra que fueron abandonados, hace quince años, en la provincia de San Luis.
La iniciativa comenzó hace más de 4 años de la mano de Natasja de Winter y la fundación Wild Life Advocates, quienes trabajaron incansablemente para rescatar estos 4 tigres que estaban en cautiverio. Gracias al trabajo de la organización @FourPaws, dedicada al rescate de animales, pudieron partir desde la terminal de Ezeiza de TCA rumbo al santuario LionsRock en África.
La organización del operativo llevó su tiempo, tratándose de un traslado especial en el que la prioridad era el bienestar de los animales, hasta que finalmente la semana pasada iniciaron el viaje con destino final Johannesburgo, en Sudáfrica.
Partieron de la Estación de Manejo de Animales (EMA), de la terminal de cargas de Ezeiza, en un vuelo de la aerolínea KLM que duró aproximadamente veinte horas e hizo una escala en Ämsterdam.
En la bodega del avión, los animales estuvieron en cajas de hierro de 300 kilos cada una.
Nos llena de alegría saber que llegaron en perfecto estado a destino, y que una nueva etapa se inicia para ellos.

¡Gracias, otra vez, a todos los que fueron parte de este operativo tan pero tan especial!

 

Fuente: LinkedIn Terminal de Cargas Argentina