A las empresas argentinas les encanta hacer negocios con los holandeses. Pero rápidamente se dan cuenta que los holandeses son muy directos, no andan con rodeos y van “al grano”; hablan francamente y con pocas palabras,  en un lenguaje difícil de entender. Es realmente una cultura diferente en su forma de pensar y hablar. Si quieren conocerlos mejor para facilitar sus contactos, ofrecemos coaching cultural y clases de holandes para ejecutivos.

Para más información: www.voyaholanda.com.ar