¿Hasta dónde se extienden los límites de este sistema?

En el paradigma de Big Data nos encontramos con grandes series de datos que poseen información que se desea descubrir. Es aquí donde entra la primera etapa de una exhaustiva Ciencia de Datos. Esta disciplina busca extraer conocimiento de grandes volúmenes de datos desestructurados, empleando técnicas estadístico- matemáticas convergentes de diversas disciplinas. Es una continuación de las áreas de Minería de Datos y análisis predictivo combinados, que permite adquirir conocimiento sobre el comportamiento de diversas variables.


Figura 1. Algunos de los campos que influencian el proceso de Ciencia de Datos.


Figura 2. Serie histórica de datos para estación de la Pampa húmeda para velocidades de viento (A) y
ráfagas (B) con su correspondiente dirección. (C) Dirección de viento (escala) y ráfaga (color).

Todos los gráficos de la Figura 2 muestran una tendencia en la cual gran parte de los vientos provenientes en la dirección norte-sur son de mayor intensidad que los que ocurren con dirección este-oeste. Estos patrones se refuerzan cuando se analiza el gráfico (C) de la Figura 2, donde se comparan las direcciones de vientos y ráfagas y se observa que si bien para gran parte de los casos estas son coincidentes, existen momentos del año con marcados vientos cruzados (puntos violetas en zona amarilla).


Figura 3. Relación entre velocidad de viento y de ráfagas según los diferentes horas del día. Por otro lado, en la Figura 3 se puede observar la variación en la relación entre la velocidad del viento y de las ráfagas para los diferentes momentos del día. Interactuando con el gráfico se puede seleccionar la hora cuya correlación se desea conocer y apreciar los resultados. De esa figura también podemos deducir que existen a toda hora del día una fuerte correlación entre la velocidad del viento y la de las ráfagas.


Figura 4. Box-plot Velocidad media del viento para los diferentes meses estudiados. Si queremos conocer la estacionalidad mensual podemos observar la Figura 4. Allí se ve que mes a mes se producen variaciones en los valores correspondientes a la velocidad del viento y son escasos los valores atípicos, presentándose únicamente en julio de 2014 y en enero 2015.
Para un mayor detalle en el estudio de la estacionalidad pasamos a la Figura 5 en la cual tenemos un gráfico interactivo para contemplar la variabilidad de la estacionalidad horaria para determinados meses del año.


Figura 5. Box-plot Velocidad media del viento para un día, según mes contemplado. Como vemos a partir de las figuras anteriores es posible obtener una gran cantidad de información sobre el comportamiento del viento. El análisis aplicado puede ser empleado en otras estaciones de la región con el fin de construir mapas que nos permitan entender el desarrollo espacial de los fenómenos meteorológicos que dominan muchas prácticas agrícolas, como la aplicación de fertilizantes o agroquímicos. En BerecoLabs creemos que un enfoque basado en Ciencia de Datos permite comprender la naturaleza del problema de forma integral, frente al desafío de un número elevado de variables o información, permitiendo la extracción de conocimiento que permita desarrollar soluciones para los problemas que afectan a los territorios convirtiéndolos en inteligentes.

Para ver todos nuestros gráficos de manera interactiva, dirigete a www.berecolabs.com