Buenos Aires 7 de enero de 2022. KPMG realizó recientemente un estudio mundial basado en la información proporcionada por 32 países con el fin de analizar su evolución en la reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI). Además de evaluar que se ha hecho para bajar esas emisiones se midió, asimismo, cómo se están preparando para el futuro y cuáles son las perspectivas ciertas que tienen de alcanzar “cero emisiones netas de GEI” para 2050. Para ello, los profesionales expertos de la firma en el tema abordaron los desafíos y problemas específicos que enfrentan los líderes y tomadores de decisión que son, en definitiva, los responsables en esta
materia en sus respectivos países.
Los resultados completos de este análisis se encuentran en el estudio global “Net Zero Readiness Index 2021” (NZRI).
Sin embargo, dada lo importancia del estudio y los resultados alcanzados a nivel global, KPMG en América del Sur elaboró un recorte regional utilizando los casos testigo de Argentina, Brasil y Chile. Los resultados de este análisis segmentado pueden encontrarse en “Net Zero Readiness Index 2021: América del Sur” donde se destacan las observaciones e insights que KPMG considera esenciales para comprender y superar los desafíos que tanto la región como el mundo enfrentan en su transición hacia el objetivo de alcanzar cero emisiones netas de GEI.
Con relación a la Argentina, el informe sostiene que la matriz energética sigue dependiendo en gran medida de los combustibles fósiles y que, si bien el gobierno se ha comprometido a realizar una transición energética para el 2030, las energías renovables (solar, eólica, geotérmica y biomasa) ofrecen, por ahora, solo aportes marginales, a pesar de que el país tiene un conocimiento considerable sobre estas áreas. “Para alcanzar las metas establecidas, el gobierno tenderá a acelerar la transición para lo cual retomará iniciativas anteriores con el fin de promover la
producción renovable o incentivará a las industrias a informar sobre sus emisiones e implementar planes de descarbonización”, afirmó Romina Bracco, Socia Líder de Gobierno Corporativo, Riesgo y Cumplimiento (GRCS) y de ESG y Sustentabilidad de KPMG en Argentina.

Por su parte, Juanita López, Socia Directora de KPMG IMPACT y Líder de ESG de KPMG en América del Sur, señaló que “Argentina, Brasil y Chile cuentan con abundantes recursos naturales para producir energía a partir de fuentes renovables y sostenibles. Poseen además los conocimientos y el acceso a las tecnologías que los habilitan a implementar planes ambiciosos de transición energética. Sin embargo, aunque en diferentes grados, enfrentan la falta de mecanismos de control eficientes”.

Argentina y las emisiones de gases